De una Menina Emputá: “COMUNICADO CLANDESTINO DESDE EL MAR CARIBE DE COLOMBIA. PUBLÍQUESE, COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE.”

“El día en que recibí el comunicado enviado por el Ministerio de Cultura a la Comunidad de Artistas Visuales de Cartagena CAVCA, en respuesta a la queja presentada por las irregularidades sucedidas durante la organización de la curaduría Arte Corrosivo en la ciudad, tenía en mis manos el libro Casa Tomada de Ladys Posso, una cartagenera que a partir de testimonios de habitantes del antiguo arrabal de Getsemaní y del suyo propio, hace un viaje a la semilla de nuestra memoria reconstruyendo todo un patrimonio de conocimientos y tradiciones, oralidades, músicas, cantos y pregones, saberes culinarios, oficios, poesías, rebeldías, independencias, cabildos e historias que a fuego lento cocinaron las particularidades de la antigua periferia cartagenera y que ahora las empresas turísticas pretenden transformar en un lugar de franquicias y concesiones poniendo en riesgo la sabiduría centenaria de nuestra herencia cultural a cambio de un paquete de bienes y servicios listos y empaquetados para ser consumidos por turistas ávidos de aventuras exóticas y tropicales. Hago este vínculo literario y afectivo con la clara intención de poner en evidencia la farsa cultural avalada por el Ministerio de Cultura, que dejó al descubierto las inmensas falencias éticas y conceptuales con las que se vienen manejando los Salones Regionales de Artistas en Colombia. Sería importante recordarle a esta institución cultural que no es enviando curadores (¿de qué?) faroleros y pretenciosos, ignorantes de los saberes y quereres de la ciudad y de la región, la manera como el ministerio va a dar cumplimiento al mandato constitucional de proteger y salvaguardar la cultura y la identidad de las diferentes regiones de nuestro país. Incomprensible además que la entidad encargada de preservar dichos procesos, sea la misma que los descuide en el Caribe colombiano, un territorio que debido a su gran diversidad y riqueza cultural goza de protección especial por parte de la Constitución Colombiana. El patrimonio oral, inmaterial e intangible de nuestra región es el cordón umbilical a partir del cual artistas, músicos, bailarines, cocineras, cantadoras, narradores y demás hacedores del Caribe colombiano construyen sus imaginarios y narrativas, elaborando un tejido centenario llamado a ser nuestra única protección contra la globalización, esa peste desmemoriada que arrasa con la diversidad y con el origen de todas las cosas dejando un inmenso vacío que aprovechan con creces las industrias culturales.” Muriel Angulo 2016.

+ INFO: http://cavca-cartagena.blogspot.com.co/2016/01/cabildos-y-pregones-pa-los-chapetones.html#more

 

Anuncios