Emputáas están artistas del Caribe colombiano en un manifiesto contrabienal.

MANIFIESTO EMPUTAO

CAVCA Vs BIACI

BIENAL AFICHE PROMOCIONAL 2

Aviso contrapublicitario de Muriel Angulo.

Por C.A.V.C.A.*

ROUND 1
El debate que se viene planteando en torno a las políticas y acciones de la I Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Cartagena de Indias, BIACI, a realizarsede febrero a abril del 2014, demuestra que existe una visión centro/periferia que hoypor hoy, está más viva que nunca. Sucede ahora, cuando se evidencien las viejasprácticas institucionales de invisibilización, exotización, parcialización, y desconocimiento del arte local, a través de procesos curatoriales centralistas y colonizadores que continuan siendo definidos por las fuerzas del mercado globalizado. Ante dichos acontecimientos, la membresía activa de la Comunidad de Artistas Visuales de Cartagena y Bolívar (CAVCA) nos declaramos en resistencia y manifestamos nuestro rechazo a las siguientes políticas excluyentes:

1- INVISIBILIDAD Y EXCLUSIÓN. Al no ser respondidas nuestras peticiones de visibilidad e inclusión del arte local en la programación de los eventos culturales propuestos por la organización de la bienal, la BIACI se convierte en un evento impositivo, colonialista y hegemónico, una industria cultural mediática que desconoce la particularidad de nuestra cultura imponiendo su mirada extranjera, en una clara demostración de desprecio por la diferencia.

2- DISCURSO CRÍTICO Vs MERCADO DEL ARTE. El peligroso vínculo entre Arte, Poder y Mercado que da vía libre al posicionamento de un arte para coleccionistas, cuyo fin último es desarticular el discurso público, crítico y contestatario del artista. ¿Acaso el arte sólo sirve para confinarse en el mausoleo de un coleccionista?

3- EL CENTRALISMO. Las investigaciones y curadurías que desde el centro ejercen un sistemático desconocimiento del arte local y/o periférico, cuyo propósito es, paradójicamente, subestimar la diferencia al tiempo que se lucra de ella.

4- EL DESPRECIO POR EL CONTEXTO LOCAL. Las prácticas discriminatorias de los organizadores de la Bienal, que ante el desconocimiento del contexto local del arte cartagenero, de su gente y de su territorio, no permiten que el arte opere como agente restaurador del tejido social y de la vida.

5- LA USURPACIÓN. La utilización del nombre de Cartagena de Indias, así como de recursos públicos a través de la ocupación de infraestructuras públicas, edificios patrimoniales y espacios patrocinados con dineros del Distrito de Cartagena, la Gobernación de Bolívar y/o Ministerio de Cultura, durante los tres meses de duración de la Bienal, un evento de carácter privado que privilegia el culto al “gran artista”, a la empresa cultural y al coleccionismo mientras desconoce la Otredad e ignora el contexto local, sus artistas y su territorio.

6- LA IMPROVISACIÓN. La falta de eficacia del comité organizador de la BIACI, al no haber convocado oportuna y públicamente, por lo menos con un año de gestión, difusión, participación y evaluación, a los artistas y académicos de la ciudad, hecho que habría evitado la improvisación y el desdén con el que fue resuelta la convocatoria, cuyo resultado fue una exigua participación de artistas locales frente a la exclusiva pléyade de artistas internacionales invitados.

7- EL ABUSO DE PODER. El poder discriminatorio que la BIACI -patrocinada por entidades privadas, élites colombianas y medios masivos de comunicación- ha puesto en marcha para implantar un proyecto cultural ajeno, desconociendo al Otro y a su territorio e ignorando de manera grave la dinámica de la ciudad y de su gente.

8. EL PATERNALISMO. Las prácticas proteccionistas y el tratamiento subalterno que se le ha dado a la ciudad, a sus artistas y a su gente, bajo el lema centralista de “enriquecer el escenario artístico de Cartagena”, demuestran un gran desprecio por las artes plásticas y visuales locales y un nulo interés por restablecer los vasos comunicantes entre Arte, contexto y sociedad.

ANTE ESTAS PRÁCTICAS HEGEMÓNICAS:

Rechazamos a la BIACI por ser un evento privatizado, elitista, mediático e invasor y exigimos unas prácticas curatoriales regionales y locales, integradas por curadoras y/o curadores competentes, conocedores de la calidad y la diversidad del arte que se realiza en el Caribe colombiano; profesionales que ejerzan su oficio con independencia, que rompan con esquemas dominantes, lejos de la mirada sesgada, centralista, invisibilizadora y exotizante del Otro. Pedimos explicaciones a las entidades territoriales e instituciones culturales de la ciudad por la permisividad y complicidad con que se gestionaron las locaciones e infraestructuras físicas patrocinadas con dineros públicos para el advenimiento de la agenda del evento.

C.A.V.C.A.
CARTAGENA 7 DE FEBRERO DE 2014

Anuncios